¿Qué es un servidor NAS y qué debo saber antes de comprarlo?

Los dispositivos de almacenamiento conectado en red o  servidor NAS son dispositivos orientados al almacenamiento.  Con ellos, se puede crear una nube en casa. Y no solo eso, algunos NAS también te permiten hacer otras cosas como montar servidores web, VPNs o incluso tu propio servicio de streaming con el…

Los dispositivos de almacenamiento conectado en red o  servidor NAS son dispositivos orientados al almacenamiento.  Con ellos, se puede crear una nube en casa. Y no solo eso, algunos NAS también te permiten hacer otras cosas como montar servidores web, VPNs o incluso tu propio servicio de streaming con el contenido que tengas en sus discos duros. Los servidores NAS son una alternativa muy interesante, un disco duro externo que está conectado a Internet, y al que vas a poder acceder desde cualquier lado.

Los sistemas NAS están adquiriendo cada vez más popularidad entre las empresas en diversos sectores como una solución de almacenamiento económica y ampliable. Hace falta destacar que los dispositivos NAS son flexibles y expansibles; esto lo que implica es que a medida que vaya necesitando más capacidad de almacenamiento, podrá añadirla a lo que ya tiene.

Su principal objetivo es el almacenamiento de datos, añadiendo capacidad adicional al de equipos informáticos, pero sus  funciones van mucho más allá y pueden usarse para:

  • Mover datos y archivos.
  • Realizarcopias de seguridad automá
  • Colaborar en la edición de documentos de una manera similar a Google Docs u Office 365.
  • Servir medios multimedia para transmitir contenido a otros equipos o televisores conectados.
  • Actuar de cliente P2P utilizable sin necesidad de tener encendida las computadoras.
  • Almacenar grabaciones de vídeo de cámaras de vigilancia IP.
  • O montar una nube privada a la que conectar remotamente desde cualquier dispositivo y lugar vía Internet.

¿Qué debes tener en cuenta al comprar un servidor NAS?

Cuando te propones de comprar un servidor NAS debes de tener en cuenta una serie de puntos que te van a ayudar a escoger el NAS que mejos se adapta a ti. A continuación vas a ver los puntos específicos que tienes que tener en cuenta:

  • El procesador y memoria RAM del propio NAS

Un servidor NAS no deja de ser un ordenador, por lo que es importante tener en cuenta su procesador y la memoria RAM. Es esencial escoger uno con el procesador lo suficientemente potente como para rendir sin problemas, así como una memoria RAM que le aporte velocidad.

Depende de porque lo uses es relevante comprar un servidor NAS con mayor memoria RAM. Por ejemplo, no es lo mismo comprar un servidor NAS para una casa que para una empresa. Para una única persona se podría valer con tener 1 o 2 GB de RAM, en cambio, para una empresa que lo van a emplear muchas más personas se tendría que optar por algo superior, como serían 4 u 8 GB.

  • Cantidad de bahías y de almacenamiento total

La cantidad de almacenamiento del que quieres disponer es relevante. Por lo que antes de comprar un servidor NAS tienes que saber la cantidad de archivos que vas a acumular y el espacio que vas a llenar.

Es crucial, también, tener claro cuantas bahías (ranuras donde pones el pen o el disco duro) vas a utilizar. Hay que piensa que más discos duros quiere decir más capacidad de almacenamiento, pero también necesitarás aumentar las especificaciones como el procesador y la RAM.

En definitiva, tienes que reflexionar muy bien que es lo que necesitas antes de comprar un servidor NAS.

  • Sistema operativo y aplicaciones disponibles

Por lo general, cada fabricante cuenta con su propio sistema operativo para sus NAS, por lo que la interfaz y tu experiencia a la hora de moverte por sus menús y configuraciones dependerá en gran medida de la marca por la que apuestes.

En general no vamos a encontrar grandes diferencias. Aun así, es fundamental pensar en el uso que le quieres dar al NAS y luego ir informándote de si determinadas marcas ofrecen la posibilidad de hacer lo que quieres y cómo lo hacen.

  • Conectividad

La conectividad puede ser algo diferencial entre un servidor NAS y otro.

Algunos modelos también incluyen puertos HDMI,  puertos USB 3.0 y puerto Ethernet.

  • Consumo de energía

En general podemos decir que el consumo de energía irá muy ligado a la capacidad que tenga ese NAS. No obstante, es importante mirar cuánto va a consumir porque un equipo como estos va a estar encendido mucho tiempo.

  • Tamaño y forma

No todos los NAS son iguales en cuanto su aspecto físico. Pueden variar en tamaño y la forma según el fabricante. Su elección dependerá de las necesidades e intenciones que se tengan para comprar este aparato.

De esta manera, el aspecto puede ser determinante por si vamos a usarlo en una empresa o para uso doméstico. Debemos elegir, por tanto, cuál se adapta más a lo que buscamos.

  • Capacidad de almacenamiento máximo

La capacidad de almacenamiento máxima es fundamental. No todas las bahías van a admitir discos duros del mismo tamaño y capacidad. Ejemplo, si contamos con una bahía que admite 3 TB no le pondremos un de 7. La elección dependerá de su uso; si es para un hogar o para una empresa.

En definitiva, son algunos de los puntos a tener en cuenta a la hora de comprar un servidor NAS.

Conclusiones

A lo largo de este largo artículo hemos visto en detalle qué es un servidor NAS y qué tenemos que tener en cuenta antes de comprar un servidor NAS.

Hoy en día muchos usuarios buscan la posibilidad de almacenar de forma centralizada todos sus datos, poder hacer copias de seguridad rápidas en un almacenamiento local, y también poder acceder a todos los archivos de forma local y también de forma remota, por lo que este tipo de dispositivos están en auge, ya que son unos dispositivos con una versatilidad enorme, puedes desde administrar fotografías a acceder a información de archivos importantes.

El único hándicap de los servidores NAS es el coste inicial. Aun así, un servidor NAS es un dispositivo de almacenamiento en la red. Por ello, el uso más extendido es el de guardar archivos y datos y enviar los mismos sin necesidad de conectarlos a un ordenador. Además, es frecuente también emplearlos para ejecutar copias de seguridad. De hecho, los NAS poseen varias ranuras que permiten guardar archivos en uno de los discos duros y realizar copias en espejo en los demás.

En definitiva se trata de un dispositivo que nos permite hacer una grandísima cantidad de acciones gracias al software incorporado en el sistema operativo y las aplicaciones adicionales.

.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerber, un peligro evidente

Cerber, un peligro evidente

Cada vez más se hace hincapié en la seguridad informática porque lo último que quiere todo el mundo es encontrarse con su...