¿Qué son los escritorios virtuales?

Un escritorio virtual es un sistema informático que no se ejecuta en el dispositivo del usuario, sino en un software cliente instalado en un dispositivo terminal que permite interactuar con los periféricos habituales. Los usuarios pueden acceder a sus escritorios virtuales de manera remota y con cualquier dispositivo. En otras palabras, se…

Un escritorio virtual es un sistema informático que no se ejecuta en el dispositivo del usuario, sino en un software cliente instalado en un dispositivo terminal que permite interactuar con los periféricos habituales. Los usuarios pueden acceder a sus escritorios virtuales de manera remota y con cualquier dispositivo. En otras palabras, se trata de tecnología en la nube con la que los usuarios pueden acceder a la información o recursos de otro dispositivo.

La única restricción es que el sistema que soporta la virtualización debe disponer de recursos suficientes, como memoria RAM, velocidad de lectura, acceso y transferencia a disco, velocidad de procesador… Por lo tanto, toda virtualización se apoya en los recursos físicos de una máquina real que se reservan para cada virtualización.

Principalmente, existen dos tipos de escritorios virtuales: VDI y DaaS.

El primer tipo es Virtual Desktop Infrastructure, y se refiere a la tecnología que permite a las organizaciones ejecutarlos en máquinas virtuales instaladas en servidores on-premise o externas, como IaaS.

El segundo tipo es el Desktop as a Service, que ofrece básicamente lo mismo, pero con la particularidad de que el proveedor Cloud se encarga de dar recursos, crear imágenes o realizar las actualizaciones necesarias. Esta es la solución más indicada para un negocio, por una serie de ventajas que vamos a estudiar a continuación.

¿Por qué usar un escritorio virtual?

Con el auge de la virtualización han aparecido los escritores virtuales. Sistemas que permiten a los usuarios acceder de forma remota a sus escritorios, almacenando y ejecutando todos sus programas, aplicaciones, procesos y datos de forma central.

La visualización de escritorios ha pasado de ser una opción bastante apetecible para las empresas, ya que los escritorios virtuales suelen gestionarse de manera centralizada, lo que elimina la necesidad de instalar actualizaciones y aplicaciones en máquinas individuales. Los escritorios virtuales ofrecen una serie de ventajas si lo comparamos con el trabajo más bien tradicional.

5 ventajas de apostar por los escritorios virtuales

Con la COVID-19 ha habido un aumento de la necesidad de teletrabajar y son muchas las compañías que han tenido que buscar soluciones que permitan a sus empleados desempeñar sus funciones desde ubicaciones distintas a sus oficinas. Por eso, los escritorios virtuales son una buena opción para trabajar desde cualquier lugar. Vamos a repasar las ventajas principales de los escritorios virtuales:

1- Flexibilidad y rapidez

El administrador del dispositivo tiene la potestad de dar respuesta a cualquier problema brindando soporte en cualquier momento y de manera rápida.

El escritorio virtual brinda la oportunidad de organizarse el trabajo de manera más flexible; con un horario sin restricciones y en el espacio que tú quieras.

2-Seguridad
La seguridad en los escritorios virtuales es mayor que la que existe en los entornos de hardware tradicionales. Incluso en caso de pérdida de un dispositivo, no se pierde ningún tipo de información, pues esta está almacenada y asegurada en la nube.

Los escritorios virtuales garantizan que no haya pérdidas de datos y la seguridad es mayor que la que existe en los entornos de hardware tradicionales. Los empleados no pueden perder ningún dato de la empresa porque estos se almacenan en servidores y no en discos duros físicos.

3- Productividad

La implementación de escritorios virtuales permite reducir el coste operativo del mantenimiento de la infraestructura informática y mejorar así la competitividad de la organización

4- Movilidad

En caso de que los trabajadores de la empresa no puedan ir a la empresa físicamente, estos podrán acceder a los escritorios virtuales y tendrán el permiso y la capacidad de acceso a todo el contenido que necesiten. Además, tendrán la facilidad de acceder a la información desde cualquier parte del mundo y en cualquier dispositivo, facilitando así una movilidad total.

5- Reducción de costes

La ventaja de tener un escritorio virtual es que no requieres de grandes equipos. Toda la información está en el servidor. De esta manera, no es necesario disponer de equipos con gran capacidad de memoria y almacenamiento. Los usuarios pueden acceder a todos sus archivos en pocos minutos a través del servidor, por lo que se ahorran en costes.

6- Fácil mantenimiento

Este tipo de sistemas requieren un menor mantenimiento técnico de los equipos informáticos. En muchos casos el mantenimiento se hace de forma remota. Este hecho supone una reducción de costes para la empresa.

Como hemos visto en los anteriores puntos los escritorios virtuales nos dan total seguridad. Los datos están protegidos ya que cuentan con sistemas de encriptación y firewalls y sistemas de backup que evitan la pérdida o robo de datos.

También nos permiten reducir los gastos y ahorran tiempo a las empresas. Evitan desplazamientos y permiten a los trabajadores trabajar desde casa.

Por último, pero no menos importnate, permite a las empresas (no únicamente las grandes) ganar en competitividad en un mundo digitalizado. Como resultado se gana enormemente en el servicio a los clientes: todos procesos se aceleran y eso hace que la imagen de la empresa se fortalezca.

En caso de que quieras pedir información sobre este servicio, contáctanos.

.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.